dijous, 23 de febrer de 2012

El Ayuntamiento teme un retraso en la puesta en marcha de la nueva EOI

El alquiler del actual edificio acaba en mayo. Si las condiciones de renovación no son buenas, podría haber otro traslado temporal.

Los alumnos de la EOI de Tarragona están asistiendo perplejos estos días a las distintas informaciones que aparecen en los medios. Tras años con una reivindicación histórica acerca del emplazamiento de la Escola Oficial d’Idiomes, CiU y PP han firmado un acuerdo que pone en duda los planes del Govern respecto a la EOI de Tarragona y su traslado a la Chartreuse, actualmente en obras.

La directora de los Serveis Territorials d’Educació en Tarragona, Mª Àngels González, explicó ayer que «el hecho de que aparezcan ciertos centros en el documento firmado entre PP y CiU no significa que no vayan a ponerse en funcionamiento». González asegura que «a finales de año se redactará un informe sobre si la EOI se traslada a la Chartreuse en 2013». En cualquier caso, «el contrato de alquiler de las instalaciones actuales finaliza en mayo. Lo más natural será renovarlo hasta que el traslado a la Chartreuse pero también hay que contemplar la posibilidad de que las condiciones de la renovación no sean buenas», destaca. Por ello, la continuidad en este edificio depende de ello. La propuesta de trasladar a los alumnos desde este mes de mayo hasta la puesta en marcha de la nueva EOI, en la Chartreuse, a Les Gavarres –concretamente a la antigua comisaría de los Mossos d’Esquadra– es eso: «Sólo una idea», destaca González.

Consistorio a la espera

Las obras en la Chartreuse se están llevando a cabo desde hace diez meses porque el Ayuntamiento decidió adelantar los 6,9 millones de euros que cuesta el proyecto bajo el compromiso del Govern de devolver ese dinero entre 2013 y 2044. De ahí que el Consistorio se muestre preocupado ahora por el futuro del centro. El concejal de Ensenyament en Tarragona, Joan Sanahujes, recuerda que «la decisión de trasladar la EOI es de la Generalitat pero no entenderíamos un traslado doble». Primero para ir a otro emplazamiento provisional y luego para ir a la Chartreuse. Añade que «no es fácil mover a más de 3.000 alumnos. Además, habría que ver hasta qué punto se crearía un caos circulatorio si se trasladara a Les Gavarres». Por otra parte, Sanahujes mantiene que «es muy preocupante que el Govern diga ahora que se tiene que estudiar la viabilidad económica de la EOI, después de 25 años funcionando, estando en una zona turística y rodeados de empresas químicas». De todos modos, «tenemos la esperanza de que no se tarde más de un año en poder ir allí».

La directora de la EOI, Yolanda Scott–Tennet, opina que «se debería tener en cuenta el coste del traslado y la necesidad de transporte» si la nueva ubicación de la EOI fuera la antigua comisaría de Les Gavarres. Scott explica que «estamos en el edificio actual desde 1992 de forma provisional y el compromiso que se firmó con el Govern y el Ayuntamiento era que el nuevo edificio estuviera listo en enero de 2013». Curiosamente, en las instalaciones actuales se han llevado a cabo adecuaciones necesarias como la construcción de una rampa y correcciones en el sistema eléctrico aunque, debido al traslado previsto, no hay un plan de inversiones lo que ha convertido el edificio en antiguo y pequeño.

Sin embargo, oficialmente, nadie ha comunicado absolutamente nada al respecto de las informaciones que han surgido en los últimos días a los trabajadores de la EOI. El Consistorio ha convocado una visita de obras para hoy en la Chartreuse.

Notícia extreta del Diari de Tarragona (edició online) escrit per LAIA RIVEROLA el 22/02/2012 a les 19:39h.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada