dilluns, 28 de maig de 2012

La nueva EOI ya coge forma

El Ayuntamiento de Tarragona asegura que la transformación de la antigua fábrica de la Chartreuse en la futura Escola Oficial d’Idiomes ‘marcha según el calendario previsto’ Poco a poco la antigua fábrica de licores de la Chartreuse va convirtiéndose en la futura Escola Oficial d’Idiomes (EOI) de la ciudad de Tarragona. El Diari tuvo la oportunidad de visitar la pasada semana las obras junto al alcalde, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), y pudo comprobar que el histórico inmueble va cogiendo forma. El objetivo es que el edificio esté listo para mayo de 2013. Las intervenciones se iniciaron ahora hace justo un año y, desde entonces, ya se ha realizado la rehabilitación estructural de las chimeneas, así como la consolidación de las fachadas. Asimismo, ya se pueden apreciar los tabiques para la distribución de los despachos. En este sentido, ahora ya se diferencian los espacios donde se ubicarán las aulas, así como el pasillo central de cada planta. «Todo marcha perfectamente. Ahora, el siguiente paso será ejecutar las escaleras y los ascensores», explicaba recientemente el concejal encargado del Servei Municipal de l’Habitatge, Xavier Tarrés. Asimismo, durante los próximos meses los trabajos se centrarán también en adecuar el acceso al centro desde las escaleras mecánicas que conectan con la calle Zamenhof, colocar el pavimento y finalizar el sistema contra incendios. 5,5 millones de euros El proyecto contempla la ocupación de los 3.249 m2 del edificio rectangular para la enseñanza de idiomas, con una superficie destinada a los patios de otros 1.687 m2. La EOI ocupará tres plantas del bloque que se sitúa a la izquierda de la entrada de la antigua fábrica. El acceso principal del equipamiento será por la Plaça dels Infants. La planta baja, de 1.219 m2 de superficie, contará con 9 aulas, espacios para la secretaría y jefe de estudios, así como seis despachos para profesores. La primera planta, también de 1.219 m2, albergará 11 aulas, una sala de informática, dos laboratorios de idiomas y tres despachos para los profesores. Por lo que se refiere al segundo nivel, éste tendrá un aula de 24 m2, una sala de profesores, un auditorio de 175 m2, la biblioteca y un almacén. La obra va a cargo del Consistorio, que adelanta a la Generalitat de Catalunya 5,5 millones de euros que el Govern devolverá hasta el 2044. Ésta fue la fórmula que se tomó para que se pudieran iniciar unas obras de las que se habla desde hace más de una década. Notícia publicada al Diari de Tarragona el dia 27 de maig de 2012.